Ir al contenido principal

La última batalla de Mal (capitulo 2)

El centinela en la torre hace sonar la alarma al ver movimiento por el costado cerca del acantilado.  Las antorchas dan la señal del ataque, inicia una lluvia de flechas blancas y la maniobra es certera, aún preparados, la acción ha tomado por sorpresa al fuerte.

Desde la torre central, Bien ordena repeler el ataque con las catapultas, que lanzan proyectiles hechos bolas de fuego, acertando en algunos de los arqueros, mientras inicia el avance de la caballería blandiendo la espada. A lo lejos, Mal puede observar que la operación está funcionando, ahora inicia el desplazamiento a toda velocidad de su propia caballería, aprovechando que están pocos soldados al frente de la fortaleza enemiga. Mal galopa a toda velocidad, dirigiendo la vanguardia por el largo sendero repleto de árboles, que conduce al Bien.

Se escucha el choque de espadas en el frente de batalla, los blancos avanzan sobre la fortaleza oscura de Bien, atrás del segundo batallón, avanzan las catapultas móviles para rodear al ejército de Bien.

La puerta principal no resistirá mucho, parece inminente la invasión.  El consejero se acerca, es momento de la siguiente fase en la batalla, se ordena desplazar desde el bosque a los soldados de a pie, que rodean a la caballería de Mal, se intensifica el combate cuerpo a cuerpo.

Para Mal es difícil lanzar el ataque con la catapulta, sus hombres están en el fulgor de la batalla, aunque, se empieza a ver un incendio en el bastión oponente...

Comentarios

  1. ¿Y nos vas a dejar a la mitad como telenovela? ¡Quiero leer lo que sigue!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

En el parque

Corriendo entre los segundos,
sin soltar ni un retazo de tiempo.

Persiguiendo el próximo sabor,
Tal vez en la siguiente esquina.

Por la grieta se cuela la vida,
Se esconde entre callejones y
Túneles para no dejarse atrapar,
Siempre aparece en otra parte.

Cazando momentos,
Engordando deseos,
Y el destino ahí,
Mirando de reojo.

Así se desvanece el momento,
Cuando el sol baña a la fuente,
Fuente que baña al viento,
Viento que también se esfuma,
En esta tarde..

..en el parque.

Danzonera

Tardes de Domingo de ritual,
Complicidad o fraternidad.

Veo tu mirada erguida,
de jarocha, de perspicaz,
de amena, de malhablada.

Nunca faltas a tu cita,
a la del compás,
a la de la orquesta,
a la de los cuatro tiempos.

Eres de espíritu hermoso,
De corazón inquebrantable,
la sencillez está contigo.

Los vientos le dan un aire sinfónico,
Y el contrabajo le da un toque de folclor,
la orquesta funde el aroma de Cuba,
de Veracruz, de Yucatán,y hace al ritmo brotar de la gran ciudad.
No hay que entender el baile
al que profesan como religión,
solo hay que acariciarlo,
abrazarlo y amarlo,
como te amo Yo a Ti.


Resiliente

Melena desteñida y radiante,Queriendo besar el suelo.
Llevamos años en el camino,Como el prendedor de 3 hojas junto a tus arrugas.
Nos conocimos radiantes,Nos volvimos secos,Nos reinventamos,Florecimos distinto.
La vida no se explica,Se continua,Nace y va a la infinidad;Podemos quizá,Hacer una parada,Una pausa para masticarla,Sin poderla conservar,Los milagros llegan y se van cuando ellos quieren.
Es como el río de la voluntad,Moviéndose en recovecos de locura,De aflicción y adversidad,En vórtices caprichosos,Insesantes, para luego ufanarse en la más pristina calma.
Adaptarse, ser caótico, irracional,pero sin claudicar nunca,Como Tú, doncella patona y perseverante.